Racing cerró la Superliga con la fiesta del campeón

Tras empatar 1 a 1 con el escolta Defensa y Justicia, en Avellaneda llegó el turno de la celebración.

Tras el cierre de la Superliga con un empate ante el escolta Defensa y Justicia, en Avellaneda llegó el turno de la celebración: en el Cilindro se llevó a cabo la fiesta de Racing campeón, con la vuelta olímpica ante su gente, música y un show de fuegos artificiales para cerrar la histórica jornada.

Antes del encuentro frente al “Halcón” de Varela, los jugadores reconocieron el gran torneo realizado por los subcampeones y los recibieron con el tradicional pasillo con el que se homenajea al campeón. Otro momento para el recuerdo se dio a los 15 minutos del primer tiempo, cuando la cancha explotó en una ovación para el goleador y referente, Lisandro López.

Luego del partido, los futbolistas levantaron la Copa de la Superliga, todos con la camiseta con el 18 en la espalda por la cantidad de títulos locales entre amateurismo y profesionalismo. Al evento también fueron invitados históricos campeones de Racing, como Pizzuti, Rulli, Maschio y Cárdenas del 66/67, Rubén Paz y Gustavo Costas como representantes de la Supercopa 88, Claudio Ubeda por el 2001 y el Diego Milito por ese título y el del 2014.

Acto seguido, fue el turno del técnico campeón, Eduardo Coudet, a quien los hinchas le pidieron su continuidad, pero evitó confirmarla, entre sonrisas. “Es algo que vamos a hablar en estos días”, deslizó “Chacho”, cuyo contrato vence en junio, al ser consultado por el conductor Leandro “Chino” Leunis sobre su futuro.

Sin embargo, no todo fueron elogios y alegría, ya que cuando Leunis mencionó a Gustavo Bou, emigrado a México, y a Ricardo Centurión como parte del título, hubo aplausos para el primero, pero silbidos para “Ricky”, quien fue apartado del plantel por problemas disciplinarios.

En un movimiento tan calculado como esperado, fue dejado para lo último el experimentado capitán y goleador Lisandro López, presentado como “el ejemplo para los chicos, el más querido por todos”.  “No tengo palabras y si las tuviese no haría justicia a este sentimiento de felicidad que tengo. Quiero decirle a todo el mundo racinguista que disfrute, porque todo esto es para ustedes”, dijo.

Para cerrar, llegó el momento del show musical, a cargo de Rubén Castiñeiras, el “Pepo”, reconocido hincha de Racing, junto a su banda, mientras que el punto final fue con un gran show de fuegos artificiales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *