«Manu» Ginóbili ahora sí se transformó en leyenda

En una noche llena de emociones, el bahiense fue reconocido por San Antonio, que colgó  del techo de su estadio la camiseta que vistió durante 16 temporadas y con la que ganó cuatro títulos.


No fue una noche más para Manu Ginóbili y el deporte argentino. San Antonio venció 116 a 110 a Cleveland Cavaliers en el AT&T Center, pero el resultado resultó una anécdota: desde la previa se vivió una jornada histórica. En un homenaje inolvidable los Spurs retiraron su mítica camiseta número 20, la misma que lució durante 16 temporadas y con la que cosechó cuatro anillos de la NBA.

El homenaje comenzó con el himno argentino, que estuvo a cargo de la artista Michelle Leclercq. Fue la primera vez que sonó la canción patria de Argentina en un encuentro de la liga de básquet más competitiva del mundo. Luego, llegó el turno del himno de los Estados Unidos, entonado por el dúo country de Austin Bruce Robison y Kelly Willis. Los fanáticos de Manu, colmaron desde temprano las tribunas con banderas y caretas gigantes.

En el entretiempo, siete integrantes de la Generación Dorada contaron anécdotas sobre la carrera de Ginóbili con el periodista Adrián Paenza como moderador.  Alejandro Montecchia, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Pablo Prigioni, Pepe Sánchez, Luis Scola y Gabriel Fernández fueron los encargados de representar a la Selección, que obtuvo la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y la de bronce en Beijing 2008, además de haber llegado a la final en el Mundial de 2002.

“Me gustaría darles la mano a todos y cada uno de ustedes. La vida me dio cartas asombrosas. Sólo tuve que jugarlas bien. Quiero ser agradecido”, dijo el crack argentino en un discurso emocionante.

“Mamá, querías un hijo doctor o abogado, pero me diste la libertad de elegir. Papá, jamás interferiste pero siempre te sentí al lado apoyándome. Eso fue más que cualquier consejo. ¡Ustedes tres! No sé si entienden algo. Pero sepan que no estoy triste, estoy muy contento. Si por momentos lloro un poquito es de felicidad. Los quiero más que a nada en el mundo. Y a vos… Gracias por aguantar mis obsesiones durante 20 años y ayudarme a que todo esto sea más fácil. Calculo que tengo 40 o 50 años para retribuirte”, les dijo a sus hijos y a su mujer.

Manu se transformó en el noveno jugador de los Spurs en lograr la distinción del retiro de la camiseta -el último había sido Tim Duncan-. Se sumó también al selecto grupo de las casi 200 camisetas retiradas en las 30 franquicias de la liga más poderosa del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *