Tenso cruce de Macri con la oposición: «Sus insultos hablan de ustedes»

El presidente respondió con dureza ante las agresiones en el Congreso.


Mauricio Macri inauguró este viernes el 137º período de sesiones ordinarias del Congreso con un combativo discurso ante la Asamblea Legislativa, en un contexto marcado por el inminente arranque del calendario electoral y varios frentes de tormenta, tanto en la interna de Cambiemos como en la gestión.

Hubo fuertes críticas al kirchnerismo, anuncios sociales y cruces con la oposición. Comenzó hablando del país que recibió su gestión y se sinceró: “Los cambios profundos requieren paciencia, lo peor ya pasó”. Y agregó: “Hoy podemos decir que la Argentina está mejor parada que en el 2015, hemos salido del pantano donde estábamos”.

“Estoy acá porque me votaron los argentinos. Vivir en democracia es educación, es respetar al otro, es escuchar y dialogar”, planteó el presidente en una de las oportunidades que se interrumpió su exposición por los gritos que surgieron, fundamentalmente, desde las bancadas de legisladores kirchneristas. “Insisto en que sus insultos, sus gritos no hablan de mí, hablan de ustedes, señores, hablan de ustedes”, les contestó Macri.

Luego se enfocó en la corrupción con un claro mensaje acerca de la herencia recibida: “Es un Estado que combate las mafias y previene la corrupción. La ley del arrepentido se convirtió en una pieza clave para el avance de las causas judiciales”.

Y siguió: “Se acabó el tiempo en que los delincuentes se salgan con la suya mientras la mayoría trabajamos para sacar este país adelante”, insistió mientras la vicepresidenta Gabriela Michetti pedía silencio en el recinto. “Hablo de un Gobierno que respete los tiempos de la Justcia. Y todos debemos rendir cuentas: empresarios políticos, periodistas y hasta la familia del Presidente y el propio Presidente”, replicó el mandatario elevando el tono de voz.

En otro tramo, el jefe de Estado volvió a analizar las causas de la crisis económica: “Cuando empezamos a crecer y a asomar la cabeza como país, tuvimos tres shocks. La salida de capitales, la sequía que afectó al campo y la causa de los Cuadernos. Todo nos agarró a mitad de camino, porque recién estábamos saliendo, porque no habíamos terminado los cambios en los cimientos podridos y descuidados por décadas”. Aclaró que “si no hubiésemos tomado las medidas que tomamos la economía hubiera colapsado. Elegimos un camino de gradualismo que funcionó dos años y medio, donde aumentaron las exportaciones, creamos 700 mil puestos de trabajo y bajó la pobreza”.

También reconoció el aumento de la pobreza y las dificultades que atraviesa la sociedad ante la suba de tarifas. En ese marco anunció que “aumentaremos la asignación universal por hijo en un 46% y esperamos una baja de la inflación. Se cambia en serio cuando no se otorga esta asignación a cambio de un voto o una marcha”.

“El único camino genuino para salir de la pobreza es el trabajo que se basa en la calidad de la educación. Insistiré este año con un proyecto de ley que cambie un artículo de la Ley Nacional de Educación. Los padres deben saber la verdad”, explicó.

Y como no podía faltar, la arenga habitual de Macri para cerrar su discurso: “¡vamos argentinos! ¡vamos con fuerza! ¡Vamos en serio! ¡Vamos con coraje! ¡Vamos con pasión! Este es nuestro país y juntos lo vamos a sacar adelante. ¡Vamos Argentina, vamos Argentina!“.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *