Pornografía infantil: piden diez años de cárcel para Ricardo Russo

Lo solicitó la fiscal Daniela Dupuy en el juicio en contra del pediatra, quien al tomar la palabra dijo que es “inocente” y que “todo esto es una locura, un disparate”.

Daniela Dupuy, fiscal especializada en Delitos Informáticos, pidió este martes la pena de 10 años de prisión para el pediatra Ricardo Russo, el exjefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan acusado de producción, facilitación y distribución de pornografía infantil.

La solicitud llegó en la etapa final del juicio y está previsto que el próximo miércoles el juez Gonzalo Rúa dicte sentencia. “Solicito la pena 10 años de prisión más inhabilitación perpetua para ejercer el rol de médico por haber hecho abuso en el desempeño de una profesión“, expresó la funcionaria judicial en la quinta jornada del debate que comenzó el pasado 28 de octubre.

De acuerdo a sus alegatos, está absolutamente comprobado que dentro de su consultorio y de su oficina en el Hospital el profesional sacó fotografías a chicas de 5, 6 y 7 años con clara connotación sexual. “Estas fotografías tomadas en su consultorio privado y del hospital Garrahan violan el protocolo de privacidad y anonimato de las víctimas”, afirmó la fiscal.

En su investigación pudo determinar también que hubo 1.500 víctimas del médico que producía y distribuía pornografía infantil. En tanto, Susana Ciruzzi, la abogada que representa al Garrahan, exigió tres años de prisión y la inhabilitación permanente para Russo.

En total se escucharon a 38 testigos y peritos, 15 menos de lo previsto inicialmente, dado que “el resto de los testigos que ofrecieron todas las partes fueron desistidos por considerarse innecesaria su declaración”.

No tuve ninguna intención de almacenar algún tipo de imagen de pornografía. Los archivos que se encontraron en la computadora, la gran mayoría estaban en la basura. Esto demuestra que no tenía interés en conservarlos. Y si no estaban en la basura era simplemente porque nunca los había visto”, señaló el sospechado al tomar la palabra.

Todo lo que se ha mostrado no forma parte de mi vida. Yo me dedicaba a otra cosa: a la medicina y a mi familia. Este proceso fue ampliado y tergiversado de una manera desproporcionada e irresponsable. Casi demencial. No puedo entender”, expresó ante el magistrado. “Yo no entiendo cómo alguien puede considerar que en un ambiente médico de un hospital público, lleno de padres y gente, se pueda producir pornografía. Es incompatible el concepto“.

Russo es acusado de haber distribuido 336 videos de explotación sexual infantil facilitados a través de la red Emule, de tenencia con fines inequívocos de distribución de 964 fotos y 68 videos de menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, y de haber producido 5 sesiones fotográficas de niñas exhibiendo sus partes genitales. A esto se le agrega unas 220 imágenes tomadas a chicos en lugares públicos haciendo foco en la zona íntima.

Fue detenido en el estacionamiento del propio Hospital en la tarde del pasado 28 de mayo, seis meses después de que un allanamiento en su domicilio particular diera como resultado el secuestro de material vinculado a la causa. En estos momentos cumple con prisión preventiva.

De 57 años, el hombre llevaba once años dirigiendo el servicio de inmunología y reumatología pediátrica y 23 como médico de establecimiento.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *