Fede Bal disparó contra Calu Rivero

Y un día Fede decidió hablar de una polémica que se generó hace un buen tiempo con la actriz de Campanas en la Noche, quien se negó a compartir un programa junto a él y al Polaco.


Finalmente llegó la respuesta de Fede Bal, desde su entorno siempre afirmaron que al actor le dolió la actitud que tuvo Calu Rivero con él. La realidad es que desde hace un tiempo a la fecha, Calu Rivero con el caso Darthés logró empatizar con muchas mujeres, incluso con varios famosos que dudaron de lo que fue su denuncia hacia el actor. Esto le dio un impulso mediático fuerte a tal punto que es muy buscada por los programas. Sin embargo, esta búsqueda constante que tienen los programas hacia ella le generó una polémica cuando ella se negó a compartir el ciclo de Andy Kusnetzoff en la pantalla de Telefe con Fede Bal y el Polaco.

Luego de un tiempo de aquel escándalo, el hijo de Carmen Barbieri se refirió al asunto. Recordemos que el sábado pasado, la actriz fue invitada nuevamente al programa de Andy Kusnetzoff y se refirió al tema. “El personaje sobre el que yo venía a hablar, el de Campanas en la noche, es una mujer que había sido abusada por su pareja, maltratada, y hablar de eso frente a dos personas que, más allá de lo que pase, estuvieron vinculadas a ese tema, no me parecía cómodo. Sin juzgar nada, porque odio que la gente juzgue y para eso está, en este caso, la Justicia para las personas involucradas”, explicó.

El actor, sin embargo, dijo que más allá de lo que haya dicho, hacer pública la decisión ya es exponerlo y juzgarlo. “Celebro el movimiento de las mujeres. Pero hay que dar el beneficio de la duda. Ella eligió no estar en un programa y manifestó su desacuerdo con los invitados, por mí y por El Polaco. Tiene coherencia con su campaña. Lo que quiero contarle a ustedes es que me sometí a la Justicia, entregué todas mis pruebas, mostré lo que viví y cómo era mi relación. Al manifestarlo, ella hace que se hable de este tema”, se defendió en Intrusos. Además agregó “Pero el bajarse de una mesa es juzgarme y mandarme en cana directamente. Porque ella lo expone, no dice simplemente ‘no puedo ir’. O sea, me juzga, dice ‘no comparto’ y lo cuenta. Lo único que digo para cerrar es que hay que darle un beneficio de duda al hombre. No en todos los casos tiene razón la mujer. Claramente, tenemos que estar del lado de la mujer, pero hay excepciones como pasó conmigo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *