El monotributo aumentará un 51% el tope de facturación y aportes en el 2020

Cómo serán las nuevas escalas y cambios en la facturación máxima a partir de enero.

La AFIP deberá en los próximos días difundir los nuevos valores que regirán para el Monotributo durante 2020 con un incremento del 51,1%. Dicho porcentaje corresponde a la movilidad de jubilaciones y prestaciones sociales de este año que se aplica también para actualizar las categorías de los monotributistas con los ingresos brutos anuales, alquileres devengados anuales y el importe a pagar tanto por la parte impositiva como por el aporte previsional y de salud.

Al igual que las jubilaciones y demás prestaciones sociales, el ajuste será inferior a la inflación que del 57/58% que se estima para el cierre del 2019. Así, los topes para permanecer en el régimen pasarán de $1.151.066 a $1.739.261 para el caso de quienes presten servicios y de $1.726.599 a $2.608.892 para quienes realicen ventas de mercaderías o cosas muebles.

En tanto, la cuota mínima se elevará de $1.141 a $1.450 para los que prestan servicios y venta de mercaderías y la máxima de $6.101 a $8.945 para los locadores y prestadores de servicios (categoría H) y de $9.585 a $14.209 para quienes tengan actividad de comercio (categoría K).

Se estima que hay 1,6 millones de monotributistas “puros” y otro millón que simultáneamente se desempeñan en relación de dependencia.

En el caso de las cuotas, hay dos variantes. Si el Monotributista trabaja al mismo tiempo en relación de dependencia ( variante 1) solo abona el impuesto, ya que está eximido de aportar la cuota de jubilación y de obra social que ya la abona como empleado dependiente. Si es Monotributista “puro” (variante 2) abona el impuesto y las cuotas de jubilación y de obra social.

El aporte previsional varía según las categorías mientras el aporte a la obra social es una cuota de $ 1.041,07 similar para todas las categorías. Quien en 2020 estará en la categoría E y es monotributista variante 1 su cuota será $ 1.349,15 si vende mercadería o $ 1.739,26 si presta servicios. Si es variante 2, abonará $ 3.481,56 si vende mercadería o $ 3.871,67 si presta servicios.

Con estas nuevas cifras, “en enero próximo, los contribuyentes adheridos al régimen deberán proceder a realizar la recategorización considerando los nuevos importes”, aclaró el tributarista Marcelo D. Rodriguez. Y añadió: “En consecuencia, el contribuyente podría tener que modificar su categoría o, eventualmente, mantener la misma categoría que detente en diciembre de 2019. En este último supuesto, no tendrá que realizar ningún trámite”.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *