Coppola: “Una mala fue cuando Diego dijo que le robe la plata de sus hijas”

Guillote habló de su relación con el 10, de su vida personal, de cómo ve a la Selección de Jorge Sampaoli para el Mundial y hasta opinó de la gestión de Mauricio Macri.


Así como la vida de Diego Armando Maradona tuvo sus altas y bajas, la de Guillermo Coppola fue igual cerca y lejos del futbolista. Guillote fue durante muchos años representante y amigo del 10 donde juntos vivieron buenos y malos momentos.

Alejado del futbolista, el empresario le reconoció a Fernando Carnota en Carnota 910 por Radio La Red que “hoy siento que estar vivo genera un gran momento, sentirme bien mejora ese momento, tengo laburo y vivo rodeado de amigos que me ayudaron en muchos momentos de mi vida”.

Luego de haber recorrido 69 años de vida, Coppola reconoció que “estoy en el mejor momento de mi vida, lejos”. Y gran parte del gran presente se debe a las personas que lo rodean ya que considera que los amigos son fundamental en la vida de cada persona: “Conservo los amigos de toda la vida como Cacho Castaña, Coco Basile, Bambino Veira, Oscar Ruggeri, Tigre Gareca, JJ López, Chino Benítez, Mostaza Merlo, que son un poquito menos viejos. Después hay nuevos. Vivo rodeado de amigos. Diego era el más importante, por no decir que es el más importante. Un amor generalmente lo reemplaza con otro amor y hoy tengo otros amores”.

También recordó aquel momento que no fue uno de los mejores de su vida: la famosa historia del jarrón en la que se había encontrado 40,74 gramos de droga. “La cárcel que fue un garrón, pero no importa. Me mandaron y fui 97 días. Fui injustamente, terminó el juez preso, policías presos, una banda de delincuentes. La justicia tomó esa decisión”, relató.

Por esa injustica, el representante quiso buscar respuestas del por qué y tuvo ese momento cuando “un policía de la cuadra de casa me avisó que el ex Juez que me mandó preso estaba tomando algo cerca de casa. Lo busqué, lo vi y miró para abajo, con respecto le dije ‘que triste que tenga que bajar la vista, yo afortunadamente camino con la frente en alta y usted no puede. Usted hizo sufrir a mi familia’. El tipo no levantaba la vista, le cerré un libro que tenía y le pedí que me diga quién fue” pero nunca recibió una respuesta.

Tiempo después, pudo haber tenido su revancha de encontrar explicaciones en un programa de televisión en el que “te encontrabas cara a cara con la gente”. Desde la productora de Mario Pergolini se habían contactado con Coppola y le advirtieron que “este Juez me iba a decir el motivo real. Ahí tampoco me dijo nada. Diego tiene su teoría, él era castigador de la provincia y pudo haber sido un latigazo de la política”

De igual modo esas adversidades no lo hicieron detener su rumbo en la vida, sino que “aprendí a vivir sin odios, rencores, celos, envidia”. Pero ese momento llegó cuando “un día me miré al espejo y se me había hecho tarde. No vi mi imagen, una mañana de noche larga no me vi reflejado, no era yo. Llamé a un amigo y le conté llorando que estaba angustiado, me busco y fuimos a un psicólogo. Pude cambiar mi vida, estoy bárbaro ahora”.

Si bien tuvo esas adversidades a lo largo de su camino, el representante afirmó que “una mala de mi vida fue cuando Diego me dijo que le robe la plata de sus hijas” pero afortunadamente, “le demostré que no fue así”.

Cambiando el rumbo de la charla, Guillote opinó de la Selección de Jorge Sampaoli pensando en el Mundial de Rusia. “A Sampaoli lo veo con un currículum importante, acá todavía no tuvo tiempo”, analizó y sostuvo que su “crítica” es ver cómo el técnico argentino “es muy fotografiado”. “No sé si hay tanta necesidad de subir fotos de todo lo que hace cuando ve a los jugadores”, manifestó. En cuanto a Lionel Messi dijo verlo “con muchas ganas”.

Si bien, a Coppola se lo conoce como un hombre del fútbol pero fuera del verde césped, en realidad tiene una anécdota cuando cumplió “el sueño de su vida” que fue haber sido jugador de Boca. El 12 de octubre de 1980 viajó con el plantel de Boca a Bragado para disputar un amistoso, “era noche de mi cumpleaños, hubo torta y todos a dormir. Los muchachos me dicen que me iban a hacer un regalo, me iban a sacar una foto con el equipo. Me vestí de jugador y nos sacaron la foto”. Luego de la foto quiso cambiarse para irse a la tribuna pero “Rattin no me deja ir a cambiarme y me dice que me quede vestido de jugador porque les daba suerte”. En el primer tiempo ganaba Boca 3-0, en el entretiempo, durante la charla “todo el equipo le dijo a Rattin que me ponga y él dijo que si ganábamos por 4, yo entraba. Jugué media hora”.

Por último, sin escapar para dar su opinión sobre el presente político del país, reconoció que “nunca me tentaron para hacer política” y que de igual modo, “tampoco me gustaría participar”. Aún así, sobre Mauricio Macri indicó que “lo veo con ganas” y que “lo banco porque fue elegido”. “Lo elegimos, vamos a apoyarlo y tenemos que tirar todos del carro. Veremos cuando haya que cambiar de carro”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *