Comenzó la era Maradona en Gimnasia de La Plata

El Diez entrenó con el equipo ante una multitud y luego dio una conferencia de prensa.

Diego Armando Maradona finalmente fue presentado como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata, en el estadio «Juan Carmelo Zerillo» y ante más de 25 mil hinchas. El Diez rompió en llanto al ingresar a la cancha en la previa del primer entrenamiento y aseguró que después de dirigir a la Selección Argentina le “hicieron una cruz y todos sabían todo”.

Con humo azul y blanco, una bandera gigante del «Lobo», otros «trapos» con la cara de Diego, arengas, lágrimas, y todo el cancionero de la hinchada, el “Bosque” se vistió de fiesta para el comienzo de la revolución que generó la llegada del astro a La Plata.

«Nos vamos a matar corriendo en esta cancha», empezó Maradona,  y disparó: “Por supuesto que quería dirigir en Argentina, el tema era otra personas, eran Blatter y Grondona, que apuraban a los presidentes para que no me contraten».

En tanto, les dijo a los hinchas: «Ustedes van a ser los que nos den la fuerza para ganar los partidos, ¡y los vamos a ganar! El domingo nos vamos a jugar la vida. Acá no se juega con revólveres, acá se tira el centro atrás y se la da al compañero para que festejemos todos juntos».

Un rato más tarde y en conferencia de prensa, Diego expresó: «Viví muchas cosas hermosas, el nacimiento de mis hijas, de mis hijos, pero el corazón creía que se me iba a reventar cuando salí a la cancha», y añadió: «Ahí me frenó alguien de arriba, no quiero ser un llorón, pero hoy me sentí en el cielo, vine a visitar a mi mamá otra vez, en la cancha estaba hablando con ella», agregó, al recordar a Doña «Tota».

«Pensaba en volver a dirigir, pero no pensaba en un lugar como este. Fue increíble. No creo que haya sido para tanto lo mío, pero la gente estaba embalada y no la podía frenar. Siempre trabajo, cuando estuve mal, me ayudó mucha gente, otra gente se ha borrado. No soy de mármol, soy de carne y hueso», continuó Maradona.

En el cierre de la conferencia, Giselle Fernández, la hermana de Cristina Kirchner le regaló un rosario de la madre fallecida, Ofelia Wilhelm, y con lágrimas en los ojos le agradeció por haberse puesto al frente del «Lobo». «Sos el más grande. Gracias por haber venido a dirigir a Gimnasia. Estamos muy agradecidos», dijo la hermana de la ex jefa de Estado.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *