César Milani: “No conozco lo que es un centro clandestino de detención”

El extitular del Ejército apuntó contra el senador oficialista Julio Martínez, por impulsar la denuncia en 2013: “Es una vergüenza total, miente descaradamente”.

El extitular del Ejército César Milani apuntó contra el senador Julio Martínez​, quien presentó la denuncia en su contra por la desaparición del soldado riojano Alberto Agapito Ledo durante la última dictadura militar.

«Esta causa absolutamente armada como tantas otras, esto no es casualidad. Nunca, hasta el año 2013, nadie me citó en ningún expediente, nadie escuchó mi nombre, nadie me nombró bajo ningún punto de vista«, planteó Milani ante el tribunal.

El ex militar aseguró que la causa en su contra se inició en 2013 a partir de su nombramiento al frente del Ejército. «Dijeron que el soldado Ledo era mi asistente, mi secretario y mi custodio, al día siguiente de mi designación«, rememoró.

«Tuvo que apelar al caído principio de inocencia para demostrar su inocencia, aportando testigos y prueba documental, para descalificar las calumnias e injurias propinadas a partir del 2013«, agregó.

Y apuntó contra Martínez porque consideró que su denuncia es «una vergüenza institucional por parte de un senador que miente descaradamente«.

«Esta feroz campaña que se desplegó contra el jefe del Ejército obedece a muchos motivos, un motivo es que el teniente general Milani habló de cambiar los paradigmas de las Fuerzas Armadas y permitirles trabajar acompañando proyectos nacionales, no internacionales. Como bien lo dijo, paradoja, el senador Pichetto ​cuando defendió el pliego de mi ascenso en el Congreso, no sé si se estará arrepintiendo en este momento«, aseguró.

Sobre el final de su exposición, Milani aseguró: «Los responsables de lo que le ha pasado a Ledo seguramente estén en otro lugar» y subrayó: «Soy profundamente creyente, tengo una tranquilidad de conciencia, porque pesaría en mi conciencia, pesaría muchísimo tener algo que ver con un hecho de este tipo«.

Insistió en señalar que es víctima de una «infamia» y que «jamás infringió un hecho que atentara contra los derechos humanos«.

«No cumplí órdenes ilegales, nunca encubrí, nunca torturé, nunca secuestré, no conozco lo que es un centro clandestino de detención«, garantizó Milani.

El anterior juicio, que había concluido en La Rioja en agosto, fue por el secuestro y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo, Ramón, durante la última dictadura militar. Allí Milani resultó absuelto y logró recuperar su libertad.

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *