A dos meses del crimen de Fernando Báez, su novia dijo que tiene «miedo» de que los acusados salgan en libertad

A través de su cuenta de Twitter Julieta Rossi se defendió de quienes la critican por publicar fotos de los acusados, y manifestó el temor de la familia a que los detenidos sean liberados.

La novia de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, el pasado 17 de enero, manifestó su preocupación vía redes sociales por la posible liberación de los agresores de su pareja.

Los dichos fueron publicados en la cuenta de Twitter de la joven, donde publicó una carta abierta expresando sus sensaciones a más de dos meses del crimen. «Yo nunca jamás pedí que los maten, los maltraten o les hagan cosas horribles en la cárcel, porque me parece inhumano e impensado que alguien les pueda hacer lo mismo que ellos hicieron», comienza el texto, y agrega: «Lo que si hago  es subir fotos de sus caras y sus nombres no es ningún crimen ni arenga a la violencia. La gente vive subiendo fotos de asesinos y femicidas y está perfecto. ¿Y yo no puedo subir fotos de las personas que asesinaron a nuestro ser querido?».

Julieta además cuestionó a quienes la criticar por publicar fotos de los diez acusados del crimen. «Si estuvieran en nuestro lugar quiero ver quién de ustede sigue pensando como ahora», afirmó la joven, quien luego aclaró que no arenga a ninguna violencia. «Jamas pedí que pase nada».

«Sé que es angustiante para la familia y amigos todo lo que está pasando, pero lo que la gente dice, o el odio que dicen que tenemos, no es porque yo suba fotos, es porque mataron a golpes y a patadas a una persona (a nuestra persona) y parece que no entienden la gravedad del asunto», continúa la carta que en poco más de 12 horas alcanzó los 600 retweets y 3700 ‘Me gusta’ en la red social.

En otro fragmento del texto, donde busca justificar la difusión de imágenes de los rugbiers detenidos, destaca: «Si hacemos esto, es por miedo. Por miedo a que las personas que de alguna manera u otra terminaron con la vida de Fernando, o ayudaron a que esto pasara, queden libres», y cierra: «Si van a hablar por estos chicos, lo mínimo que pueden hacer es pedir perdón y dejar de lastimar a la gente que está sufriendo una pérdida a costa de ellos».

Fernando Báez Sosa fue asesinado el pasado 17 de enero en Villa Gesell, a la salida del local bailable Le Brique. Ocho de los diez acusados, todos jugadores de rugby, permanecen detenidos, mientras que los dos restantes recuperaron su libertad tras no poder acreditar la fiscal su presencia en el lugar de los hechos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario