Se quemaron 600 mil hectáreas en La Pampa y hay dos millones en riesgo

Los incendios provocaron graves pérdidas económicas, de flora y fauna.


La Pampa se encuentra azotada otro verano por los incendios y ya lleva 600 mil hectáreas en lo que va de 2018. La vegetación seca, la baja humedad y las altas temperaturas generan un combo peligroso.

En enero se registraron 80 focos y tres de ellos continúan activos. El número de hectáreas afectadas no alcanza a de 2017 (se quemaron 1.500.000), pero las pérdidas económicas, de flora y fauna son enormes.

Los últimos focos se dieron al sur de la provincia, en La Adela, sobre las rutas 32 y 154, y El Durazno, sobre la 14. Por los incendios se suspendió la temporada de caza deportiva que tiene su epicentro durante febrero.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *