Centurión pasó un semáforo en rojo y se negó a un control policial

Ocurrió esta mañana en Lanús. Su vehículo fue detenido y testigos aseguran que se desprendía un fuerte olor a alcohol de su interior


El jugador de Racing Ricardo Centurión protagonizó otro escándalo este lunes cuando pasó un semáforo en rojo en el municipio de Lanús y luego se negó a hacerse un test de alcoholemia, lo que derivó en el secuestro de su vehículo y sumó un hecho más en su historial de polémicas.

Esta mañana, alrededor de las 8, en el centro del distrito conducido por Néstor Grindetti, agentes de tránsito locales advirtieron que un vehículo negro había pasado un semáforo en rojo y que, según lo relatado por el secretario de seguridad, Diego Kravetz, «puso en riesgo a un grupo de chicos que se dirigía al colegio«. Por lo que se procedió a su interrupción y notaron la identidad de la figura futbolística.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=dvoItjGZzhE]

Luego, las autoridades le indicaron a Centurión que debía realizarse el test de alcoholemia pero este se negó. Ante esta respuesta, su vehículo fue retenido aunque el jugador no fue aprehendido. Según testigos, el BMW tenía «un fuerte olor a alcohol» en su interior mientras que aseguraron que el integrante del plantel de la Academia de Avellaneda tuvo una actitud «violenta» hacia los agentes.

Este no es el primer escándalo que lleva adelante el protagonista, sino que acumula una serie de hechos como la denuncia de su ex novia por violencia de género, el video en el que se lo ve a Centurión violento y detenido a la fuerza por sus compañeros en un hotel y un choque a fines del 2016 donde protagonizó un accidente automovilístico en Avellaneda.

 

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *