La revolución del fútbol femenino llegó a las selecciones juveniles

Bárbara Abot, entrenadora de las categorías Sub 15 y Sub 17 junto a Diego Guacci, explicó en qué consiste el nuevo proyecto para potenciar el desarrollo de las jugadoras y de la disciplina.

En el marco de la revolución que se vive en el fútbol femenino, la dupla técnica compuesta por Bárbara Abot y Diego Guacci fue designada en febrero por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) para encabezar el nuevo proyecto de selecciones juveniles, en las categorías Sub 15 y Sub 17, junto al preparador físico Maximiliano Brucoli y a Vanesa Sarroca como entrenadora de arqueros.

En una entrevista exclusiva con Notas de Actualidad, Abot explicó en qué consiste el proyecto, cuáles son los objetivos que se pretenden alcanzar, y analizó la situación del fútbol femenino en la Argentina, en un momento en el que, después de una serie de hechos que marcaron un antes y un después, la AFA anunció el comienzo del camino hacia la profesionalización de la disciplina.

¿En qué consiste el proyecto y cuáles son los objetivos que pretenden alcanzar?                                  

El proyecto consiste en, como bien dice la palabra, poder proyectar por primera vez un proceso a largo plazo de selecciones juveniles de fútbol femenino. El objetivo que se busca en primera instancia es poder llegar a conformar los equipos representativos en ambas categorías, buscando para cada uno a las futbolistas con potencial a desarrollar y que sean capaces de mejorar y autosuperarse como jugadoras de la Selección Argentina. Así, a medida que transcurra el tiempo y los años, conformar los seleccionados mayores. Los objetivos deportivos para estas etapas formativas serán una consecuencia del trabajo.

Observaron más de 360 jugadoras desde el inicio del proyecto, ¿Con qué panorama se encontraron?

El panorama es sumamente positivo, hoy se logró tener una gran cantidad de chicas que eligen el fútbol femenino como deporte, como también entrenadores, dirigentes y clubes que se animan a apostar al crecimiento de la disciplina, que no es poca cosa.

¿Cuáles son los aspectos más necesarios a trabajar con las jugadoras?

Entendiendo la edad de formación con la cual nos compete trabajar, el proceso madurativo y de desarrollo como tal, y siendo conscientes de la falta de procesos de iniciación, es un factor primordial el trabajo de la técnica individual.

¿Cómo fue que conformaron la dupla técnica?

Conocí a Diego y su relación con el fútbol femenino cuando, a pesar de estar en diferentes años, cursamos Educación Física. Después me llamo para que trabaje con él en River Plate y ahí se generó el vínculo desde lo profesional, ambos con sus experiencias y formaciones. También con Maxi, el preparador físico, y Vanesa, la entrenadora de arqueras que hoy está con nosotros. Él me llamó para ofrecerme armar un equipo de trabajo y ser dupla técnica en los seleccionados juveniles femeninos. Un desafío enorme y hermoso, por lo que implica la Selección Argentina y por la seriedad con la que planteamos hacerlo. Más allá de todo ello, consideramos que una dupla técnica y un equipo de trabajo permite intercambiar ideas, experiencias, conocimientos, opiniones, diferentes puntos de vista, y eso es indispensable en un seleccionado para llegar a ser las mejores, pero sobre todo para crecer.

¿Cuánto puede influir en las jugadoras que la iniciación en el fútbol se dé a temprana edad, para alcanzar el máximo nivel en sus carreras?

Creo que hoy es una de las grandes falencias que tenemos, si iniciamos el proceso en las edades acordes al momento de iniciación en el fútbol, la base del rendimiento sería más amplia de lo que es hoy. A eso es a lo que se debe apuntar.

¿Cómo definirían la situación del fútbol femenino en Argentina en la actualidad?

Un fútbol femenino que aún tiene mucho para dar y para que le den; pero somos conscientes de que debemos acompañarlo con proyectos sustentables, con procesos a largo plazo, con conocimiento y con compromiso. Y en eso nos basamos en este proyecto con las juveniles.

¿Cómo tomaron el anuncio del presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, sobre las nuevas medidas que se tomarán para beneficiar el desarrollo de la disciplina y la profesionalización?

De eso se trata, de acompañar el crecimiento con proyectos a mediano y largo plazo. Cada uno del rol que desempeña y que le toca, hacer las cosas con total compromiso y responsabilidad, sabiendo que el objetivo mayor es que el deporte crezca en todos los aspectos.

¿Cuál crees que fue el quiebre que llevó a estos avances que se produjeron en el último tiempo en el fútbol femenino?

Como principal factor, la masividad de chicas que eligen el fútbol femenino para practicarlo. También el momento de transición en la sociedad acompaña, y que sea un tema de interés para quienes presiden, dirigen y coordinan el deporte en las diferentes instituciones.

En cuanto al fútbol mixto, ¿Qué opinión tienen?

Es un tema que, hasta lo que refiere a las edades de pico de crecimiento, no tendría que ponerse en discusión. Se da y se puede dar en las edades de iniciación y también hay casos en lo que sería la etapa de desarrollo. Todo estará marcado por los conocimientos y experiencias que tengan los entrenadores o formadores a cargo.

Por Federico Giannetti

One thought on “La revolución del fútbol femenino llegó a las selecciones juveniles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *