La Legislatura porteña aprobó la instalación de rejas en la Plaza de Mayo

Con solamente los votos del oficialismo se aprobó la modificación del Código de Planeamiento Urbano.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la colocación de las nuevas rejas que se instalaron en la Plaza de Mayo a mediados del año pasado. Tras haber sido declaradas ilegales por un juzgado de primera instancia, fue aprobada en segunda lectura una modificación especial del Código de Planeamiento Urbano.

En su fallo, el juez Osvaldo Otheguy había argumentado que su colocación no respetaba los procedimientos correspondientes, y le dio a la administración de Horacio Rodríguez Larreta 90 días para que se votara una ley especial que las habilite.

La Plaza de Mayo es patrimonio histórico protegido y cualquier cambio en su morfología debe ser aprobado por ley. Si bien ya había rejas que impedían que los manifestantes ocupen la totalidad de la plaza, estas eran provisorias y podían ser removidas.

El año pasado el Gobierno porteño llevó adelante una renovación de la plaza que costó más de $40 millones y en donde se cambiaron las baldosas, se restauró la Pirámide de Mayo y se quitaron carriles a las calles laterales para poder ampliar el espacio verde.

En ese contexto, fueron las rejas emplazadas de modo transversal desde Av. Hipólito Yrigoyen hasta Av. Rivadavia, las que desataron la polémica. «Es un sistema de rejas de las mismas características que las de Casa Rosada, cuya intención es que estén siempre abiertas al paso peatonal salvo que organismos de seguridad dispongan lo contrario», detallaron desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

En la primera lectura el proyecto fue aprobado, únicamente con los votos de Vamos Juntos, la alianza PRO-Coalición Cívica. Toda la oposición votó en contra.

La presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, Victoria Roldán Méndez, explicó durante la primera lectura del proyecto que el nuevo cerco tiene por objetivo «proteger tanto el patrimonio urbano como la seguridad de la Casa Rosada», y recordó que ya existía un vallado antidisturbios, instalado desde la crisis del 2001.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *