La docente procesada por falso testimonio se defiende: «No soy opereta K»

«Dije, digo y seguiré diciendo lo que me pasó: No mentí», aseguró Corina de Bonis, que denunció torturas en Moreno.

Corina de Bonis, la docente procesada por «falso testimonio» por denunciar que la secuestraron y torturaron en Moreno luego de organizar «ollas populares» en la institución en la que trabaja, se defendió.

«Me cayó muy mal la noticia del procesamiento, no mentí. Dije, digo y seguiré diciendo lo que me pasó«, afirmó de Bonis en diálogo con TN.

La docente había denunciado en septiembre del año pasado que al salir de su casa la secuestraron, la subieron al asiento trasero de un auto, la encapucharon y con un punzón le escribieron en el abdomen «Ollas no».

SUTEBA hizo una presentación en la que citó amenazas previas a la docente por el trabajo social que realizaba en la escuela primaria 41 de Moreno, durante el paro realizado en los primeros días de agosto después de la explosión de una garrafa que causó la muerte de la directora y un auxiliar.

Tras el procesamiento, De Bonis confirmó su declaración. «El 12 de septiembre, volviendo de trabajar, un auto me intercepta. Luego me golpean el estómago, me dejan sin aire, me ponen en la cabeza y me suben a un auto. Primero pensé que era un robo, después me levantaron la ropa y sentí que algo me cortaba. Luego me tiraron, con la amenaza de que ‘la próxima iba en serio’«, dijo.

Esta semana la docente fue procesada por falso testimonio, ya que la investigación determinó que el relato respecto al auto en que la secuestraron y el lugar donde la abandonaron no coincide en tiempos ni lugares con las imágenes registradas por las cámaras de seguridad.

«No soy kirchnerista, no comparto su idelogía ni su política. De hecho me causó mucha gracia que una compañera dijera que era ‘más macrista que Macri’. No soy opereta K, solo participé de una olla para darle de comer a nuestros alumnos. Después vino gente a pedir comida por fuera de la institución, ¿Cómo se le va a decir que no? La olla salió de un grupo de auxiliares y a todas nos pareció una causa justa. No nos pareció descabellado«, aseveró.

«Lo que dije desde un primer momento es lo que pasó. No tengo nada que ocultar, es mi verdad«, insistió la docente, que no volvió a trabajar después de la denuncia. «Me arruinaron la vida», se lamentó de Bonis.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *