Evangelina Suárez asumió como Gerente General de Coca-Cola en Buenos Aires

Quién es la primera mujer en ocupar ese cargo en la sede de Argentina, Paraguay y Uruguay.

Tras las expectativas que generaba su candidatura, Evangelina Suárez asumió finalmente en la sede de Coca-Cola en Buenos Aires para convertirse en la nueva Gerente General para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Declaró que este puesto significa mucho más que otra experiencia para agregar a su currículum: por un lado, implica su regreso al país luego de dos años liderando la filial de la Compañía en Perú; mientras que también la convierte en la primera mujer en ocupar ese rol estratégico regional.

“Es una alegría y un gran desafío a nivel personal y profesional”, resume en la charla con Journey. Y añade: “En lo profesional, por lo que significa Coca-Cola y el Sistema Coca-Cola en estos países; y en lo personal, porque mi familia vuelve a estar toda junta, como nos gusta”.

Mamá de tres hijos, Suárez nació en Vicente López y estudió en una escuela con pedagogía Waldorf de la zona. Como muchos otros chicos «se imaginaba astronauta». Sin embargo, su sueño tocó tierra con el paso de los años y llegó el día que decidió estudiar las carreras de Contador Público y Administración de Empresas. Tras finalizar un MBA en la Kellogg School of Management de Chicago, Estados Unidos, ocupó distintos roles en consultoras y empresas y también incursionó en el mundo emprendedor. En 2011 tuvo la oportunidad de llegar a Coca-Cola como Directora de Planeamiento Estratégico para América Latina y no lo dudó. Cuatro años después, previo a su llegada a Perú, asumió como Directora de Franquicias de Argentina y Paraguay. Hoy estrena su nuevo cargo para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Siempre tuve muy claro que éste era un lugar en el que quería estar. Creo que una gerencia general te permite ver el futuro y soñar, pero al mismo tiempo te obliga a estar con los pies sobre la tierra para hacer las cosas que hacen falta hoy. Y esos dos mundos tienen que convivir”,explicó la licenciada.

A la hora de reflexionar sobre las características personales que suman en su faceta profesional, Evangelina señala su disposición a ponerse al servicio de las personas con las que trabaja para que todos puedan alcanzar su máximo potencial, y el ser humilde y que la sientan cercana. “Los líderes somos las personas, no el título de nuestras posiciones. Los cargos son efímeros, lo importante es cómo somos y que nos mostremos de esa manera”, explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *