Entre Ríos: 17 años de prisión a un cura por abuso sexual de menores

Se trata de Marcelino Moya, conocido como el “sacerdote payador”. “Todo Villaguay fue víctima de él”, dijo una de sus víctimas.


El cura Marcelino Moya fue condenado a 17 años de prisión por “corrupción agravada de menores y abuso sexual simple agravado” por hechos ocurridos en Villaguay entre 1992 y 1997.

Moya, a quien le decían le decían “el cura payador” porque tocaba la guitarra y recitaba poemas gauchescos, seguirá en libertad hasta que quede firme la sentencia del Tribunal de Juicio y Apelaciones de la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay.

Tras la sentencia, Pablo Huck, uno de los denunciantes y víctima del Moya, dijo que fue “un mensaje de la Justicia de que si estos delitos se denuncian, habrá condena. Se demostró que Moya es culpable y que todo Villaguay fue víctima de él”.

Durante el juicio, Huck, de 40 años, expresó que fue abusado al menos dos veces por semana y durante casi dos años en la habitación de Moya, en el primer piso de la parroquia de Villaguay, y cuando lo acompañaba en viajes para realizar tareas religiosas, según informó Clarín.

Huck sostuvo que el fallo “fue contundente porque tres personas con la preparación y capacidad de un juez vieron que Moya es culpable”, en referencia a los jueces María Evangelina Bruzzo, Fabián López Moras y Melisa Ríos, que integraron el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción del Uruguay.

El juicio oral pero no público comenzó el jueves 21 de marzo y durante dos audiencias declararon las dos víctimas denunciantes, y 17 testigos. Los jueces darán a conocer sus fundamentos el próximo lunes 15 de abril a las 8.30 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *