Eliana Medina: “La gestión que está haciendo San Lorenzo por el fútbol femenino es un orgullo”

La capitana y referente de Las Santitas se expresó luego de firmar su primer contrato profesional, en un gran paso para la revolución de la disciplina.

El viernes 12 de abril de 2019 quedará marcado como el día en el que la profesionalización del fútbol femenino se llevó a los papeles: después de una extensa lucha, 15 jugadoras de San Lorenzo firmaron su primer contrato. Más allá de la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino de brindar una ayuda económica para el pago de ocho contratos, la institución decidió hacerse cargo de los siete restantes, que serán financiados con recursos propios, mientras que el presidente Matías Lammens aseguró que el objetivo es que todo el plantel sea profesional desde la próxima temporada.

Las jugadoras que pasaron a la historia son: Eliana Medina, Macarena Sánchez, Sindy Ramírez, Cecilia López, Federica Silvera, Débora Molina, Milagros Vargas, Maricel Pereyra, Rocío Correa, Lavinia Antequera, Vanina Preininger, Florencia Coronel, Rocío Vázquez, Ariana Álvarez y Florencia Salazar.

La capitana de Las Santitas, referente y multicampeona en San Lorenzo, Eliana Medina, habló con Notas de Actualidad y explicó, en primera persona, como fue vivir este gran paso en la historia del fútbol femenino.

¿Qué se te cruzó por la cabeza al firmar tu primer contrato profesional como futbolista?

Se me vino a la mente todo lo que pasamos, lo que peleamos, mi familia y la lucha que hicieron para que yo estuviera acá desde muy chica, para que aguantara todos los años que aguanté tan lejos de ellos. Eso lo tengo siempre presente. Y la lucha diaria de todas, de las que ya no forman parte de ningún club, porque esto también es de ellas. Han peleado para que en algún momento sea posible y hoy nosotras tenemos la suerte de ser parte de todo esto.

Estás hace 16 años en el club, ¿Qué significa para vos que San Lorenzo haya sido la primera institución en llevar la decisión de la AFA a los papeles?

Me llena de orgullo que San Lorenzo siempre trate de ser protagonista en todas estas cosas. Fuimos las primeras también en jugar un preliminar y encima un clásico, eso también fue algo muy lindo para nosotras. Yo soy hincha y toda la gestión que está haciendo San Lorenzo por el fútbol femenino es un orgullo, estoy muy agradecida a Matías Lammens, al presidente del fútbol femenino Juan Diego Fernández y a la gente que está con él. El esfuerzo que hacen ellos para que a nosotras nos falte lo menos posible es enorme. Esto es un hecho histórico para la disciplina en general y no sólo para el club.

¿Qué se siente formar parte de una generación que cambia la historia de la disciplina?

Obviamente que todavía falta y hay que pelear por un montón de cosas más, pero lo que pasó el viernes fue un gran paso. Me pone contenta que las más chicas no van a tener que pasar por todo lo que pasamos nosotras, como la pelea diaria en los clubes por un espacio, por la indumentaria, por un médico o policía. Todo eso fue duro y lo vivimos la mayoría de las jugadoras que venimos jugando en AFA hace años.

¿Cuáles son los próximos pasos que crees necesarios en esta revolución del fútbol femenino?

Creo que es muy importante que se le empiece a dar más relevancia al interior, hacer algún torneo federal. Los clubes de AFA se basan mucho en jugadoras del interior, también la Selección Argentina. Además, tenemos que pelear para que todos los clubes tengan juveniles, eso es lo que va a formar a las futbolistas y, de esa manera, no van a tener que aprender de grandes.

¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol?

Yo jugué desde muy chica en mi ciudad de Córdoba, Marcos Juárez. Hasta los diez años pude jugar con chicos y después, como les pasa a todas hasta hoy en día, ya no me dejaron jugar más en la liga porque no se permite. Seguí jugando en el campito de casa, en los clubes que me dejaban participar en algún torneo relámpago, hasta que con 14 años decidí venirme a Buenos Aires y ahí tuve la suerte de estar dos años en Independiente y, desde el 2003 hasta la actualidad, jugar en San Lorenzo.

Era una época completamente distinta, ¿Tuviste el apoyo de tu entorno para perseguir el sueño de ser jugadora de fútbol?

La verdad que tuve mucha suerte con mi familia y con la gente del club donde jugué de muy chiquita, siempre me recibieron con los brazos abiertos. Voy a estar siempre agradecida a ellos y sobre todo a mi familia, porque desde el primer momento en el dije que mi sueño era jugar en algún club de Buenos Aires, no se opusieron nunca y me ayudaron en un montón de cosas. Me vine a una ciudad enorme en la peor época del país y ellos estuvieron siempre al 100% para mí, eso fue muy importante.

A nivel personal, después de un logro tan importante y de una extensa carrera, siendo multicampeona, capitana y referente de San Lorenzo, ¿Cuáles son tus nuevas metas u objetivos?

Yo como futbolista estoy hecha, jugué todo lo que una jugadora de fútbol quiere jugar. San Lorenzo me dio mucho. Ahora estoy con las categorías más chicas del club y me gustaría que las jugadoras se lleven algo de toda mi carrera, de todo lo que puedo saber, sea mucho o poco. Hoy dirijo una nena de diez años y la admiración que tiene por mí es algo que me va a quedar marcado. Ese va a ser mi próximo objetivo, tratar de educar y enseñar a las más chicas, a las que dirijo ahora y también a mis propias compañeras que tienen 16 o 17 años.

Por Federico Giannetti

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *