El profesor del Pellegrini acusado de hostigamiento: “No soy un monstruo”

Renato Rístori cree que no merece el “linchamiento mediático” y dice que es «un chivo expiatorio”.

Renato Rístori, el docente, que lleva 35 años ejerciendo en el Pellegrini y que fue separado preventivamente por las autoridades del colegio al ser denunciado por hostigar a una alumna con un meme y que acompaña con la frase «Basta de feminazis», se defendió en una entrevista con Clarín.

«Cometí un error, lo admito, pero creo que luego se exageró más de la cuenta. Estoy pagando mi imprudencia, tengo a mi mujer que no aguanta más la mediatización del caso y me quiere echar de casa y mi hijo que me puteó por meterme en cuestiones tecnológicas que no sé manejar», dijo Rístori.

«Yo quisiera juntarme con la chica y con su mamá (que fue quien hizo la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal). Además, con N (la alumna es menor y se reserva su identidad) no tengo nada en contra, al contrario, la considero una persona diez puntos en todo, como alumna y como persona. Por otra parte, soy una persona incapaz de hacer algo así técnica y éticamente», sostuvo el docente.

Rístori se definió como «un caso ejemplificador, quizás un chivo expiatorio» y aseguró que piensa «muy distinto a la mayoría» de los que están en el Pellegrini. «Yo estaba en el ojo de la tormenta… No importa qué se diga, sino quién lo diga», sentenció.

«Yo estoy en contra del aborto y cuando se lo expresé a mi alumnado casi me matan. Me insultaron y estuvieron a punto de agredirme, y no pude fundamentar por qué estoy en contra, y yo no soy un extremista. Me sorprende el elevado grado de intolerancia que hay en los adolescentes», lamentó.

Sobre su posible condena, Rístori aseveró: «Acataré lo que sea. La peor condena, igual, es la que estoy viviendo ahora».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *