El olor a podrido en la Ciudad venía de una fábrica de Lanús que fue clausurada

El origen del olor se produjo en una sebería y afectó a Parque Patricios, Constitución y Barracas, entre otros. 


Un extraño y fuerte olor se sentía esta mañana en el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las autoridades intentaban establecer la causa del fenómeno. Raúl Garnica, director de defensa Civil de la Ciudad, confirmó que el Gobierno porteño intentaba establecer esta mañana la causa del olor.

Este viernes al mediodía se supo que la responsabilidad fue de la fábrica, que queda en la calle Otamendi 1220, en Valentín Alsina ​y se dedica a la producción de subproductos ganaderos, refinación de aceites, grasas y margarinas. Según confirmaron fuentes del municipio de Lanús, ya se ordenó la clausura preventiva del establecimiento.

Una de las hipótesis que manejan es que el olor puede haber surgido por un problema de acopio durante la noche. Y aclararon que la clausura es preventiva y que la medida final se tomará junto el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *