“El mundo entiende que Argentina está normalizando su economía”

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, negó hoy que le preocupe el nivel de endeudamiento de la Argentina y señaló que están buscando que se repita el proceso de desinflación del año pasado.



«No me preocupa porque tenemos un nivel de deuda bajísimo y más allá de tener que hacer un proceso de convergencia hacia niveles de deuda más bajos, no es un tema», precisó Sturzenegger.

Al referirse a cómo ven a la Argentina los países que participan de la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20) señaló que «todo el mundo entiende que la Argentina está en proceso de normalización de su economía y que se eligió una transición de convergencia fiscal gradual, que provoca una transición en la desinflación».

«Ante la definición de que la convergencia sería gradual, implicaba que el Banco Central tendría que hacer transferencias al Tesoro, aunque de manera decreciente, por lo cual tendríamos que tolerar niveles de inflación decrecientes por un tiempo», añadió en un reportaje concedido a un matutino local.

«No se discute mucho en el G-20, pero sí en el encuentro previo. Lo interesante es que la referencia al tema es como la missing inflation, o sea, el eje pasa por tratar de subir un poco la inflación en algunos mercados, que es algo que no logran», explicó el presidente del BCRA.

Asimismo, señaló que bajar la inflación «es un proceso con complejidades, pero muchos se sorprendieron de que la inflación en la Argentina cayera 15 puntos».

Sturzenegger defendió el tipo de cambio flotante y señaló que «la medicina que se necesita ya se sabe cuál es».

«Si alguien quisiera que en julio no tuviéramos más inflación, se sabe qué hacer. Pero uno trata de buscar una trayectoria de desinflación similar a 2017, cuando la economía creció 4% punta a punta con reducción de la inflación», añadió.

El funcionario señaló que la economía entra en su séptimo trimestre de crecimiento y ha sido parejo: 1% por trimestre, no serrucho.

«Es, en el período reciente, un proceso de crecimiento con la menor volatilidad y eso es gracias al tipo de cambio flotante que hace de amortiguador cuando los capitales entran, lo que atempera la demanda agregada».

Agregó que «la contracara es que en el momento en que haya un shock externo o se reduzca el déficit de cuenta corriente el propio tipo de cambio genera su ajuste y que la economía siga creciendo».

Dijo que su sueño es terminar «el mandato haciendo que la inflación sea un tema superado y se están aplicando los mecanismos correctos para que en el 2018, 2019 y 2020 se reproduzca el escenario de 2017, con una baja pronunciada de la inflación, pero con crecimiento de la economía».

Fuente: NA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *