El Gobierno relanzó el plan Progresar: qué aspectos cambiarán

Habrá mayores aumentos para aquellos que estudien carreras estratégicas para el desarrollo del país


El presidente Mauricio Macri relanzó este martes el programa Progresar con un presupuesto de 10.000 millones de pesos en 2018 para los alumnos que quieran terminar sus estudios en los niveles primario, secundario, ir a la universidad o hacer cursos de formación profesional.

Bajo el nuevo nombre «Beca Progresar», lo que el mandatario definió como «el plan nacional de becas educativas más importante de Latinoamérica», vuelve rediseñado y con los montos actualizados con la novedad de que se premiará a los alumnos que se destaquen en su rendimiento academico y la prioridad a aquellos que sigan carreras de áreas estratégicas para el desarrollo del país. La cifra se elevará de 900 a 4900 pesos.

Durante su presentación en la Casa Rosada, Macri apuntó a que el desafío más importante de su gestión es «reducir la pobreza» y que para ese objetivo «un pilar fundamental es la educación». «Es la primera vez en la Argentina que existe una línea de becas tan amplia como el que presentamos hoy. Queremos que cada vez más jóvenes estudien, pero que también se reciban. Hoy la mitad, apenas la mitad de las personas que inicia una carrera se recibe», aseguró.

El incremento para quienes cursen carreras estratégicas será de 66% con la posibilidad de llegar hasta los $4.900 mensuales a medida que avancen en sus estudios. Para el resto de las carreras universitarias el primer aumento será de 48% con la chance de alcanzar los $2.300.

Tales carreras que se consideran «estratégicas» para el desarrollo tendrán una perspectiva regional y no serán las mismas en todo el país. Por ejemplo, mientras que los aspirantes a licenciados en Turismo tienen una preponderancia significativa en Jujuy, los potenciales médicos la tendrán en Santiago del Estero como la carrera de Enología en Cuyo o la de Biología Marina en la zona atlántica.

El nuevo programa pasará a regirse de la Anses al Ministerio de Educación así todas las líneas de beca del Gobierno estarán unificadas. En la actualidad, los beneficiarios superan los 600.000 aunque se estima que cerca de la mitad no registraban avances en sus carreras, por lo que se exigirá en mayor medida a los alumnos para continuar con su inscripción activa.

Una diferencia con el original Progresar es que a los alumnos universitarios se les exigirá no sólo tener dos materias aprobadas por año sino la mitad más una del plan de estudios que le corresponde. Además, quienes aprueben todas las materias estipuladas para un año con un promedio de 8 o más recibirán a fin del ciclo lectivo un pago equivalente a la totalidad del dinero que recibieron por su beca en el año.

En tanto, los requisitos para acceder al programa se mantienen: la familia debe percibir un ingreso total de hasta tres salarios mínimos, vitales y móviles. Por otro lado, el límite se ampliará hasta los 30 años para que puedan terminar sus estudios quienes ya son parte del Progresar.

Asimismo, habrá un alza en la cantidad de becas para profesorados estratégicos con cifras de hasta $7.400 para los estudiantes avanzados que cumplan con todo el plan de su carrera, mientras que los ingresantes que pretendan alcanzarlas deberán superar un examen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *