El Gobierno espera una inflación menor al 27% para el 2020

También espera que el PBI crezca 3,5%. Hacienda envió al Congreso un adelanto de lo que será el proyecto de presupuesto para el año próximo.

El Gobierno envió el jueves el primer anticipo del Presupuesto 2020. En el documento elaborado por el ministerio de Hacienda se fijan dos metas que establecen que el PBI crezca el año que viene 3,5% y una inflación por debajo del 27%.

También afirma que se mantendrá la disciplina fiscal para alcanzar un superávit primario de al menos el equivalente a un punto del PBI.

El textual de estas proyecciones oficiales dice así, según el documento al que accedió Clarín:

Sobre el PBI anuncia: “Para 2020 proyectamos un crecimiento del PIB del orden del 3,5%. Estimamos que esta expansión será liderada por la inversión y por el buen desempeño que continuarán mostrando las exportaciones, y que también jugará un papel importante la recuperación del consumo privado. Esta dinámica positiva será parcialmente compensada por la recuperación de las importaciones y por la reducción del consumo público previsto para alcanzar el superávit primario

En cuanto a la inflación anuncia: “Para 2019 se espera que la inflación arroje un valor algo inferior a las expectativas del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) elaborado por el BCRA, las cuales muestran un anclaje de las expectativas de inflación para diciembre de 2019 en 40,3%. En la dinámica mensual, se espera una desaceleración hacia fin de año, llegando a 2,1% en noviembre. El indicador sigue esperando, asimismo, un sendero de desinflación de cara a los próximos años con expectativas de 26,1% en diciembre de 2020 y 19,1% en diciembre 2021. En relación a la inflación para los próximos 12 y 24 meses, las expectativas relevadas por el REM esperan 31,0% y 22,6%, respectivamente, mostrando la misma tendencia que los indicadores mensuales.”

Por último, sobre solvencia fiscal: «Contribuye a mejorar la previsibilidad de la economía, reduciendo la dependencia de los mercados internacionales de crédito y, en consecuencia, la vulnerabilidad de la economía. El resultado fiscal primario se había deteriorado en 8 puntos del PBI en 11 años, pasando de un superávit del 4,3% en 2004 a un déficit de 3,8% en 2015. En 2019 estamos convergiendo al equilibrio primario y aspiramos un a superávit del 1% para el año 2020

Con información de Clarín.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *