Dos detenidos por el crimen del diácono de Lomas de Zamora

Las primeras hipótesis señalan que el asesinato podría ser pasional. Según la autopsia, Guillermo Luquin presentaba un golpe en la cabeza y cinco lesiones superficiales producidas con un arma blanca, una de ellas en el cuello.

En las últimas horas la policía logró detener a dos jóvenes de 19 y 20 años por el crimen del diácono Guillermo Luquin, que fue encontrado muerto el domingo en su casa de Lomas de Zamora.

Según los investigadores, los sospechosos se habían contactado con la víctima a través de Messenger horas antes del hecho y por el momento no se descarta que el móvil del crimen sea pasional.

La primera detención se produjo el lunes por la tarde y fue trasladado a la Fiscalía N°4 del municipio para que sea entrevistado por el fiscal de la causa, Gerardo Mohoraz. Durante la jornada el funcionario recibió una serie de testimoniales, entre ellas, la del hermano de Luquin y otros familiares con el fin de reconstruir sus últimas horas e intentar identificar a algún culpable.

Y durante la madrugada de este marte se apresó a un segundo sospechoso. Ambos son vecinos del barrio y con contacto habitual con el diácono.

La autopsia del cadáver reveló que el diácono tuvo cinco lesiones superficiales, pero no se pudo determinar cuál produjo su deceso. La principal hipótesis descarta que se haya tratado de un hecho de inseguridad y apunta a cuestiones personales y a que la víctima conocía a su agresor y le permitió la entrada a su vivienda, en la calle Bombero Ariño 829 de Temperley.

La víctima tenía varios politraumatismos en la cabeza y cinco lesiones punzocortantes, una de ellas que le afectó la carótida y que se cree fue la herida que le provocó la muerte. Además, estimaron una data de muerte de unas 12 horas antes al hallazgo del cuerpo. En los próximos días continuarán con el estudio de otras pruebas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *