Condenan por administración fraudulenta a un exintendente mendocino

Luis Lobo, jefe comunal de Guaymallén entre 2013 y 2015, fue condenado a 4 años y medio de prisión. Su esposa, Claudia Sgró, también fue condenada por ser partícipe necesaria.


 

El exintendente Luis Lobos fue condenado a cuatro años y medio de prisión por el delito de defraudación al Estado durante su período como jefe comunal en la localidad de Guaymallén entre 2013 y 2015.

Además, su esposa Claudia Sgró, fue sentenciada a tres años y cuatro meses de prisión por ser participe necesaria del mismo delito. Ambos fueron inhabilitados de por vida a ejercer cargos públicos.

El matrimonio fue encontrado culpable de hacer figurar como empleados municipales a la empleada doméstica de Sgró y su hijo sin que ellos lo supieran, y quedarse así con la mayor parte de sus sueldos. A ellos, la suegra de Lobos les decía que la suma que sí recibían era en concepto de ayuda social del municipio.

Durante más de cuatro años, la suegra del intendente cobró sus sueldos con las tarjetas de la madre y el hijo. En total recaudaron más de $440.000.

Los ahora condenados fueron denunciados por la misma empleada doméstica poco después que Lobos perdiera las elecciones de 2015, cuando la mujer se enteró de que figuraban como empleados estatales y no como beneficiarios de ayuda social.

Lobos enfrenta además otros tres casos de corrupción, uno de ellos por enriquecimiento ilícito. El fiscal de Delitos Económicos que intervino en el caso, Sebastián Capizzi, aseguró que este último debería ser elevado a juicio oral “en poco tiempo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *